Ciberestafas

¿Por qué el ciberestafador Lupin era el delincuente más buscado en España?

Con tan solo 25 años, Lupin era uno de los delincuentes más buscados en España, con ganancias de hasta 300.000 euros mensuales a base de estafas por internet.

Detenido el buscado ciberestafador Lupín en una discoteca

Getty Detenido el buscado ciberestafador Lupín en una discoteca

Publicidad

Lupin, el delincuente más buscado de todo el país, fue detenido en una discoteca de Madrid este sábado por la Guardia Civil. El mayor ciberestafador del país se llama realmente Jordi Arias Fernández y tiene 25 años. El estafador tomó el nombre del personaje de las novelas 'un ladrón de guante blanco' del escritor Maurice Leblanc.

El departamento de delitos telemáticos de la unidad central operativa (UCO) de la Guardia Civil llevaba buscando a Jordi Arias Fernández, alias Lupin, desde hace meses. El delincuente ciberestafador estaba escabulléndose todo el rato de las autoridades. Vivía en apartamentos turísticos alquilados o en hoteles. Para no saltar ninguna alarma, Lupin no se quedaba mucho tiempo en estos alojamientos.

Ganaba hasta 300.000 euros con ciberestafas

Los agentes de Policía recibieron una alerta de un ciudadano anónimo que lo reconoció después de haberlo visto en un programa de televisión. La Policía Nacional acudió de madrugada a la discoteca 'Shoko' de Madrid y detuvo al escurridizo delincuente.

Lupin se consideraba intocable según las fuentes cercanas al caso del ciberestafador. Según la Guardia Civil, utilizaba "a un grupo criminal que tenía a sus órdenes y a los que pagaba un sueldo por su trabajo". Jordi Arias disponía de un experto a sueldo con el objetivo de crear páginas web para realizar las estafas. El experto también ha sido detenido en Albacete tras haber sido detenido Lupin.

En el momento del arresto, el delincuente portaba 12.000 euros en efectivo. En las páginas web irregulares de Lupin se encontraban a la venta material electrónico. Se trataban de páginas idénticas a las de las tiendas legales y de un reputado prestigio en el mundo del mercado online. Utilizaban incluso los propios logos y los nombres de las marcas. La vida de las páginas web era muy fugaz, muchas estaban disponibles solo un fin de semana y luego desaparecían.

Lupin llegó a estafar dos veces al mismo hombre, el estafado le pidió el recibo y el estafador se lo envión con un mensaje que ponía "mi segundo timo". Lupin disfrutaba con las estafas a través de sus páginas web falsas.

En 2019 fue detenido después de dos años viviendo clandestinamente y huyendo de la justicia con 25 requisitorias de detención e ingreso en prisión. Ahora, el ciberestafador más buscado de todo el país se encuentra detenido, ha llegado a tener unas ganancias mensuales de hasta 300.000 euros en estafas.

Publicidad