Los ingenieros ya han desarrollado humanoides capaces de desarrollar todo tipo de labores. La pregunta es si acabarán pensando por sí mismos.

Isaac Asimov ondaba en la posibilidad que los robots piensen por sí mismos, algo que cada vez es menos ciencia ficción, de hecho ya hace años que los robots fabrican, cosechan, son recepcionistas, desactivan bombas incluso hacen compañía.

En Corea del Sur hay 631 robots por cada 10.000 trabajadores, se trata de el país más automatizado del mundo. España ocupa la décima plaza en el ranking con 160.

La posibilidad de que los robots dominen a los humanos es una de las preocupaciones de una de las personas que más sabe en el mundo de tecnología, el creador de Tesla. "Habrá problemas de trabajo porque los robots serán capaces de hacerlo todo mejor que nosotros", afirma Elon Musk, ingeniero.

La Unión Europea abrió un debate ético por discutir la posibilidad de otorgar derechos legales a los robots. Aunque las atribuciones que tengan estos androides están en nuestra mano.