Google ha puesto en marcha una novedad en su servicio de comparador de precios de vuelos: Google Flights. A partir de ahora y hasta el 2 de septiembre se podrá reservar un vuelo a través de Google con la garantía de que el precio del billete que el usuario compre no bajará tras la reserva. Y si baja de precio, Google pagará la diferencia.

Según publica el portal especializado Computer Hoy, esto sólo será aplicable en itinerarios con principio y final en Estados Unidos. Si el vuelo reservado baja de precio, Google se compromete, sin necesidad de solicitarlo, a reembolsar la diferencia de forma inmediata siempre y cuando se encuentre entre los 5 y 500 dólares.