Tuenti

El fundador de Tuenti cambia la versión de su asalto y ahora afirma que no le han robado bitcoins

El fundador de Tuenti, Zaryn Dentzel, denunció el pasado martes que "cuatro o cinco" encapuchados habían entrado en su casa y le habían torturado. Sin embargo, en su última declaración ha cambiado el relato de los hechos, puesto que afirma que no le han robado bitcoins.

El fundador de Tuenti cambia la versión de su asalto

Publicidad

El fundador de Tuenti, Zaryn Dentzel, ha presentado una denuncia formal ante la policía como resultado del asalto que sufrió el pasado martes, 2 de noviembre, en su casa cercana al parque del Retiro, en Madrid. En esta segunda versión, ha explicado que los asaltantes le robaron objetos, pero no bitcoins, como dijo la primera vez.

Se trata de un relato algo confuso desde que lo contó cuando ocurrieron los hechos. Ante la policía, afirmó que un grupo de "cuatro o cinco encapuchados" entraron en su vivienda y le torturaron durante horas para que les dijese las claves de sus cuentas y monederos electrónicos.

Los agentes de la policía dieron fe de que tenía "una pequeña herida" en el pecho. Dos policías estuvieron hasta el mediodía de ayer miércoles, 3 de noviembre, en el domicilio de Zaryn Dentzel recabando más información. La vivienda está ubicada en la calle de Ruiz de Alarcón, cerca del Jardín Botánico.

En la garita de la entrada, el portero explica que él se va a las dos y no vuelve hasta las cinco y que no vio a nadie sospechoso entrar ni salir. Además, el informe que han elaborado relata que el fundador de Tuenti se encontraba en casa con un "operativo de mantenimiento" cuando sonó el timbre.

Cómo ocurrió la agresión a Zaryn Dentzel

Zaryn Dentzel abrió la puerta y se encontró de frente con “cuatro o cinco” encapuchados que taparon las cámaras de seguridad con diferentes prendas de vestir. Según explica la víctima y ha ratificado este miércoles en su denuncia en la jefatura superior de Policía Nacional de Madrid, le cubrieron los ojos a él y a su acompañante y empezaron a golpearlo.

Todo esto ocurrió entorno a las 15:00 del martes 2 de noviembre y tuvo una duración de varias horas, según ha explicado la víctima. Además, narra que tras la agresión, los encapuchados abandonaron la casa. Los agentes acudieron a la vivienda debido a que un vecino les llamó tras haber escuchado gritos. Sin embargo, cuando llegaron, los “cuatro o cinco” encapuchados ya se habían marchado.

Investigación de la agresión al fundador de Tuenti

Zaryn Dentzel explicó a los agentes que había escuchado cómo se llevaban cosas, pero que en ese momento no era capaz de determinar cuántas ni el valor de las mismas. Hoy ha mantenido que no sabe cuantificar el valor de los objetos que le sustrajeron. Es la Jefatura Superior de la Policía Nacional la que se ha hecho cargo de la investigación, en la que todavía no hay detenidos.

Publicidad