Facebook

La exgerente de Facebook denuncia en el Senado de EEUU a la empresa de Zuckerberg por "malas prácticas y mentiras"

Frances Haugen, exgerente del gigante tecnológico, acusa a Facebook de "engañar repetidamente a los usuarios" y de "anteponer los beneficios de la empresa a la seguridad de la gente"

En resumen

Publicidad

Continúan los problemas para Facebook. Después de que estallase la polémica tras una serie de artículos publicados por 'The Wall Street Journal' en los que, basándose en el testimonio de Frances Haugen, exgerente del gigante tecnológico, se daba cuenta de las malas artes de la compañía de Mark Zuckerberg, la propia Haugen declaró ayer ante el Senado de Estados Unidos para reafirmarse.

Apenas dos días después de la caída general en los servidores de Facebook, Instagram y WhatsApp, Haugen declaró ante una comisión del Senado que la empresa de Zuckerberg "antepone sus beneficios a la seguridad de las personas y oculta que sus plataformas son nocivas para los menores, fomentan la división social y debilitan la democracia".

La extrabajadora también denunció que Facebook "engaña constantemente a sus usuarios".

El asalto al Capitolio

La informante, de 37 años, comenzó a trabajar en Facebook como responsable de Producto en 2019, pero decidió abandonar la compañía ante la desinformación que vio tras las elecciones en EEUU del pasado noviembre, que desembocaron en el asalto al Capitolio en enero por parte de seguidores del entonces presidente, Donald Trump.

En su testimonio, Haugen hizo un retrato despiadado de la empresa, porque durante el tiempo que estuvo trabajando en ella se dio cuenta de una "verdad devastadora": Facebook oculta información al público y a los Gobiernos.

Daño a los menores

"Los documentos que he proporcionado al Congreso prueban que Facebook ha engañado al público de forma repetida sobre lo que su propia investigación revela acerca de la seguridad de los niños, la eficacia de su inteligencia artificial y su papel para expandir mensajes divisorios y extremistas", dijo la informante.

Explicó que decidió testificar ante el Congreso porque cree que los productos de Facebook (que aparte de su propia plataforma es dueña de WhatsApp e Instagram) dañan a los menores, fomentan la división y debilitan la democracia.

Tras sus declaraciones tanto demócratas como republicanos de la Cámara Alta han solicitado una investigación de los organismos reguladores de Estados Unidos contra la empresa de Zuckerberg.

Publicidad