Tarjetas bancarias

78.000 tarjetas bancarias españolas están en venta en la dark web a 12 euros

Unas 78.000 tarjetas bancarias españolas se encuentran en la dark web de las 4,4 millones de tarjetas disponibles de 140 países. Esto es lo que vale adquirir una de ellas.

Este es el precio de una tarjeta bancaria española en la dark web

Pexels Este es el precio de una tarjeta bancaria española en la dark web

Publicidad

Hay más de cuatro millones de tarjetas de 140 países en la dark web. Se trata del lugar de Internet más inaccesible para los usuarios, pero donde los ciberdelincuentes suelen acceder con información que no puede encontrarse en otros lugares de la red.

De esos cuatro millones, unas 78.000 tarjetas bancarias son de origen español. Así lo indica NordVPN. Concretamente indica que hay 78.654 tarjetas españolas a un precio de casi 12 euros.

Estas tarjetas pueden comprarse mediante criptomonedas. Y, aunque la mayoría cuestan unos 16 euros, las hay que cuestan un euro o hasta los 21 euros.

¿Cómo se obtienen estas tarjetas?

Desde NordVPN indican que la mayoría de las tarjetas fueron forzadas mediante ataques de fuerza bruta. Para ello se requiere una gran capacidad de computación debido a que el ordenador debe realizar los cálculos de manera intensiva.

El objetivo de estas máquinas es conseguir de forma aleatoria los códigos PIN y los números que se necesitan para desbloquear su uso. Estos ataques requirieron una media de seis segundos para obtener los datos de las tarjetas de crédito españolas robadas.

Precio elevado

En un comunicado, NordVPN asegura que las tarjetas españolas son pocas en comparación con las tarjetas procedentes de otros países. También que son "caras" en comparación con el precio medio, que es de 8,5 euros.

Aunque va según la demanda de cada país. Las tarjetas bancarias de ciudadanos japoneses valen una media de 47,66 euros. En cambio, una tarjeta bancaria de Honduras cuesta menos de un euro.

El país con más tarjetas bancarias en la dark web es Estados Unidos, según el estudio. Este país cuenta con 1,5 millones de tarjetas de las 4,4 millones de tarjetas analizadas. Le sigue Australia con 420.000 tarjetas bancarias.

Publicidad