El fenómeno de las instagramers se considera ya imparable. El presupuesto que determinadas marcas, sobre todo de ropa, dedican a pagar a jóvenes que muestran sus productos en las redes sociales es cada vez más alto.

Itziar Aguilera es hoy en día una de las más cotizadas y llegó a este mundo de casualidad. Tiene más de 200.000 seguidores y con 25 años es una de las más cotizadas influencers de moda en Instagram.

Algunas firmas destinan más del 30% de su presupuesto en publicidad para promocionarse en redes sociales. Una influencer a nivel nacional de reputación puede cobrar entre 4.000 y 8.000 euros la foto, mientras que las 'macrocelebrities' alcanzan los 30.000 euros por instantánea.

Generalmente esos contratos con las marcas son secretos y se negocian en agencias.

El 90% de los compradores on-line reconoce haber sido 'seducido' por estos influencers que cada vez pisan con más fuerza en las redes sociales.