Tecnología innovadora

Desarrollan un techo inteligente que regula la temperatura de una casa sin consumir energía

El laboratorio de energía, Berkerly Lab, ha creado un revestimiento de techo inteligente que emite calor y frío sin consumir gas natural ni electricidad.

 Desarrollan un techo inteligente que regula la temperatura de una casa sin consumir energía

Thor Swift/Berkeley Lab Desarrollan un techo inteligente que regula la temperatura de una casa sin consumir energía

Publicidad

La revista 'Science' ha publicado los resultados de una investigación sobre un techo inteligente que mantiene las casas con una cálida temperatura durante el invierno y ofrece una sensación de frescor durante el verano, sin consumir electricidad. Una tecnología innovadora que puede ahorrar mucho dinero.

Junqiao Wu, científico de la División de Ciencias de los Materiales del Laboratorio de Berkeley y profesor de Ciencia e Ingeniería de los Materiales de la Universidad de Berkeley que dirigió el estudio, ha explicado a través de un comunicado el funcionamiento de este techo inteligente, "revestimiento de tejado para todas las estaciones pasa automáticamente de mantener el frío a calentar, en función de la temperatura del aire exterior. Se trata de un sistema de aire acondicionado y calefacción sin energía ni emisiones, todo en un solo dispositivo".

"Permite ahorrar energía"

"Nuestro nuevo material -llamado revestimiento radiativo adaptable a la temperatura o TARC- permite ahorrar energía al desactivar automáticamente la refrigeración radiativa en invierno, superando el problema del sobreenfriamiento", continua explicando el científico.

Los techos fríos pueden elevar los costes de calefacción al emitir calor en invierno, por lo que Junqiao Wu se planteó la posibilidad de modificar automáticamente entre el enfriamiento radiativo cuando hace calor y la retención del calor cuando hace frío, lo que le llevó al el dióxido de vanadio.

El dióxido de vanadio, cuando alcanza los 67 grados centígrados, es capaz pasar a un estado metálico que absorbe la luz infrarroja térmica, lo que le hace tan importante en este proyecto.

Más aplicaciones de esta tecnología

Wu afirma que este proyecto podrá tener más utilidades como protector térmico para alargar la vida de batería de dispositivos electrónicos, proteger a los satélites y los coches de temperaturas extremadamente altas o bajas, incluso fabricar tejidos reguladores de la temperatura.

Publicidad