Publicidad

Amazon

Una base de datos filtrada desvela una red de reseñas falsas en Amazon

Se filtran los datos de 200.000 personas implicadas en la publicación de reseñas falsas en Amazon. Los proveedores compran a los usuarios para que publiquen comentarios positivos en sus productos a cambio de reembolsos.

Una base de datos recientemente filtrada desvela que no todas las reseñas que hay en Amazon son genuinas. Los comentarios online de este tipo sirven para confirmar que el producto es de calidad y llega en buenas condiciones, pero estas reseñas no son fiables 100%. Según esta filtración, los proveedores compran a los usuarios para que publiquen comentarios positivos en sus productos a cambio de dinero o descuentos.

Y es que el mundo de las reseñas en los productos a la venta es una guía inmejorable para fiarse durante la compra online pero ¿cómo son de fiables estas reseñas de productos en las tiendas online? Hoy sabemos que una base de datos filtrada saca a la luz la gran cantidad de reseñas que hay en Amazon sin ser 100% verdaderas y realizadas para obtener descuentos o productos gratis.

Según reveló Safety Detectives, recientemente encontraron una base de datos que detalla cómo funciona esta organización de reseñas falsas y quién está implicado. La base de datos contenía más de 7 GB de datos con más de 200.000 usuarios implicados y 13 millones de registros con mensajes entre proveedores y usuarios de Amazon. La empresa de ciberseguridad Safety Detectives ha recopilado información del servidor desde el 1 de marzo de 2021 y ha monitorizado la actividad hasta el 6 de marzo.

Reviews positivas a cambio de reembolsos

Este entramado de reviews falsas en Amazon está pensado para que las tiendas implicadas consigan reseñas positivas o de 5 estrellas en sus productos y así ganarse la confianza de otros compradores. A cambio, los proveedores premiaban a los usuarios con reembolsos o descuentos a cambio de sus reseñas falsas.

Según la base de datos filtrada, los usuarios involucrados se inscribían para participar y luego compraban estos productos en Amazon para después publicar una reseña positiva en la aplicación acerca de la compra y del producto. Acto seguido se ponían en contacto con el vendedor para mostrarle la reseña y una cuenta de PayPal; en este punto, el proveedor devolvía el dinero del producto al usuario, que además se quedaba la compra.

Así se defiende Amazon, por su parte, de estas filtraciones: "Tenemos políticas claras tanto para las personas que escriben las reseñas de producto como para nuestros colaboradores comerciales; dichas políticas prohíben la alteración de las funciones de nuestra comunidad. Tomamos acciones contra aquellos que violan nuestras políticas que pueden implicar la suspensión o eliminación de sus cuentas o el inicio de acciones legales".

El servidor parece estar en China

El servidor parece estar ubicado físicamente en China, pero los datos refieren a personas situadas en Europa y en EE.UU. "Dada la extensión de los registros y proveedores incluidos en la base de datos, es posible que el servidor no sea propiedad de los proveedores de Amazon" han comunicado desde la empresa de ciberseguridad.

Según los investigadores, el servidor podría ser propiedad de un tercero que "se pone en contacto con posibles autores de reseñas en nombre de los proveedores. Los terceros pueden publicar una imagen del producto en un grupo de Facebook o WeChat, solicitando reseñas a cambio de productos gratuitos."

"Lo que está claro es que quien sea el propietario del servidor podría estar sujeto a sanciones de las leyes de protección al consumidor, y quien pague por estas reseñas falsas puede enfrentarse a sanciones por violar los términos de servicio de Amazon".

Publicidad