Sector aeronáutico

El avión chino con el que se podrá viajar de Madrid a Nueva York en 50 minutos

La empresa Space Transportation está trabajando en vuelos suborbitales a más de 8 veces la velocidad del sonido y podrían estar listo el año que viene.

La tierra vista desde el espacio

Pixabay La tierra vista desde el espacio

Publicidad

La industria aeronáutica podría dar un giro radical gracias a la iniciativa de la empresa Space Transportation. Ha sido la última en sumarse al sector, pero en menos de un año se han convertido en una de las empresas más importante gracias a su apuesta exclusiva. La joven empresa ha decidido dejar atrás el modelo de aviones tradicional y ha decido crear un un cohete con despegue y aterrizaje vertical para el trasporte de pasajeros.

46 millones de dólares de financiación

La idea de la compañía se basa es lograr realizar vuelos suborbitales punto a punto. De la misma forma que lo haría una aerolínea tradicional solo que a la suficiente altitud como para ser considerado un vuelo suborbital. Esta idea provocó que la empresa lograra una financiación de 46 millones de dólares para desarrollar el proyecto, según anunció la propia compañía en pasado agosto. Gracias a esta técnica, los vuelos podrían alcanzar una velocidad de hasta 10.000 kilómetros por hora, unas ocho veces la velocidad del sonido.

¿Cómo se desarrollaría el vuelo?

A través de la simulación con ordenador, la compañía ha desarrollado un modelo que se correspondería en gran medida con la realidad y donde explican los detalles que caracterizarían a la nave. En la simulación, se observa cómo los pasajeros van entrando en el aparato, que posteriormente se pondrá en posición vertical para proceder al despegue. Una vez alcanzada la altitud necesaria, el dispositivo desecharía la nave nodriza, manteniendo solo la nave con los pasajeros que comenzaría su vuelo suborbital hasta tierra firme. La nave desechada regresaría también a la tierra para su reutilización.

Debido a la velocidad alcanzada en este tipo de vuelo, trayectos como de Madrid a Sídney en hora y media, de la capital de España a Nueva York en 50 minutos o de Murcia a Johannesburgo en una hora.

La compañía ha confirmado que su intención es realizar las primeras pruebas en tierra firme de la nave hipersónica en el año 2023, un primer vuelo en 2024 y un vuelo tripulado en 2025.

Publicidad