145.002500

Publicidad

Coronavirus

Aumentan los retoques faciales tras el confinamiento por el 'efecto videollamada'

El aumento de horas conectados a internet en y la necesidad de realizar videollamadas para comunicarnos ha provocado un aumento de los retoques faciales estéticos porque muchas personas no se sienten cómodas con su apariencia.

La mitad del tiempo confinados por la pandemia de coronavirus lo hemos pasado conectados, en el caso de los menores, tres veces más de lo habitual. Por ello, después de que haya acabado el confinamiento que nos obligaba a estar en línea para trabajar, estudiar y el ocio, los expertos proponen que la 'desescalada digital' sea un objetivo en familia y paradójicamente ayudan las aplicaciones para controlar el tiempo conectados.

Esta nueva forma de comunicarnos ha provocado el 'efecto videollamada', que nos ha hecho ser más conscientes de nuestra apariencia y, tras el confinamiento, se han disparado los retoques faciales.

Además, es llamativo el dato de que el 48% de los españoles confiesa que en las videollamadas están más pendientes de su aspecto físico que de la conversación.

Fernando Simón

Quien no deja de verse en todas partes es Fernando Simón, que ya es un negocio en sí mismo. La oficina de patentes ha recibido solicitudes para registrarlo como marca comercial para alimentos, juegos y disfraces, pero la utilización de la imagen de cargos públicos, hay que recordar, sólo se permite a los medios de comunicación.

Por ello, si el interesado quisiera podría retirar todos estos productos del mercado podría actuar para que dejen de comercializarse. Parece, sin embargo, que no es su intención, aunque ya manifestó el deseo de que parte de los beneficios fueran para ONG.

En cualquier caso, a la vista está que para los diseñadores Simón ya es un icono pop, y un artista urbano ha decidido que la madrileña calle San Simón merece su imagen.

Publicidad