Si hay aplicaciones para encontrar el amor y planear la boda, era cuestión de tiempo que aparecieran las aplicaciones que gestionan los divorcios. Es la nueva aplicación nacida en Nueva York.

Basta con introducir los datos personales y la aplicación facilitará que la ruptura sea rápida y prácticamente inmediata. Dar de baja los servicios en común, buscar casa nueva, vender los muebles y hasta planes para tener vida social.

Hay diferentes servicios y el básico de 10 días cuesta unos 90 euros. De momento solo está en funcionamiento en la ciudad de La Gran Manzana, pero dada la alta demanda, se plantean extenderse más allá de Nueva York.

Aquí en España, la aplicación aún no está desarrollada pero visitamos la empresa de Carlos, el primer negocio que ofrece todos los servicios integrados. Se hacen llamar "decoupling planners" o planeadores de separaciones y cuentan con profesionales en todos los ámbitos.