Phishing

Alertan de una estafa por SMS o correo electrónico para obtener los datos bancarios de clientes

Diversas entidades bancarias alertan de que no están enviando SMS o correos electrónicos a sus clientes para activar la cuenta.

Detenida la subdirectora de una sucursal bancaria por estafar más de 1 millón de euros a sus clientes

Publicidad

La Policía Nacional alerta de una nueva estafa de phising por SMS y correo electrónico en las que los estafadores se hacen pasar por una entidad bancaria y a continuación piden al usuario pinchar en un enlace para activar la cuenta.

Los mensajes que reciben los posibles estafados son de este tipo: "Bankinter: su cuenta bancaria ha sido bloqueada temporalmente. Para activar su cuenta, pueda acceder de forma segura desde: https://..."

Desde entidades bancarias como BBVA aseguran que esta suplantación de identidad tiene como objetivo pedir a los clientes información personal y bancaria (NIF, NIE, teléfono, clave de acceso, etc) para luego hacerse con ella. La entidad alerta que incluso estos mensajes fraudulentos ya logran anidarse en el hilo de SMS legítimos que BBVA envía a sus clientes.

Por su parte, el Banco Santander explica que la mayoría de casos de phishing se distribuyen a través del correo electrónico ya que los ciberdelincuentes "cuentan con un gran número de direcciones de email que han recopilado de muy diversas formas" y que por tanto, "les resulta relativamente sencillo utilizar este medio para difundir sus ataques de phishing".

[[H3:Recibir una llamada de ‘Microsoft’ puede salir cara]]

No cesan las estafas telefónicas. La ciberdelincuencia no para y recientemente se han detectado muchos timos que buscan acercarse al consumidor de múltiples formas. La última: mediante una llamada telefónica que el usuario recibe a nombre de Microsoft. Pero, evidentemente, no es la compañía tecnológica.

En concreto, los estafadores contactan con una persona vía telefónica suplantando al servicio técnico de Microsoft. Y no tienen por qué hablar en español, también lo intentan en inglés. El problema: el dispositivo fatídicamente está en riesgo y el usuario ha de realizar unas acciones urgentes antes de que sea demasiado tarde.

Esto, que podría ser la premisa de una película, es realmente el arranque de esta estafa en la que, si no sigues las instrucciones de los portavoces de ‘Microsoft’, sus indicaciones se volverán más insistentes. El objetivo es presionar al consumidor hasta que le aparezca un error en el navegador web junto con un texto en el que se le facilitará un nuevo teléfono de contacto.

Publicidad