Actriz

Yolanda Ramos reflexiona sobre la muerte de Verónica Forqué: "Ha sido un accidente laboral"

La reflexión de Yolanda Ramos sobre la muerte de la actriz Verónica Forqué: "Querida Verónica tú muerte ha sido un accidente laboral y tu herramienta de trabajo tu sensibilidad".

Publicidad

La actriz Verónica Forqué fue hallada muerta a los 66 años en su domicilio madrileño. La capilla ardiente de la actriz ganadora de cuatro Premios Goya se instalará en el Teatro Español el miércoles 15 de diciembre de 11:00 a 16:00 horas.

Personalidades del mundo del cine, espectáculo, cultura y seguidores de la actriz mostraron su conmoción en redes sociales tras conocer la noticia de su fallecimiento. También hubo mensajes de apoyo hacia la familia y amigos de Verónica Forqué.

La actriz y humorista Yolanda Ramos también ha querido dedicar unas palabas a la actriz recientemente fallecida: "A los actores muchas veces nos mata la herramienta que nos da de comer", comenzaba el texto publicado en Instagram.

"A los actores muchas veces nos mata la herramienta que nos da de comer, la herramienta imprescindible con la que trabajamos como cualquier obrero, esa herramienta es la sensibilidad.

Esa herramienta como a un pobre albañil sin casco se convierte en dos placas de hierro que nos caen encima y nos matan. Querida Verónica tú muerte ha sido un accidente laboral y tu herramienta de trabajo tu sensibilidad", escribía Ramos.

Publicidad

Investigamos por qué nadie da positivo en una variante antigua cuando una nueva llega

Investigamos por qué nadie da positivo en una variante antigua cuando una nueva llega

¿Es cierto que cuando aparece una nueva variante del coronavirus no te puedes contagiar de otra vieja? No del todo, aunque la tendencia es que una variante prevalezca sobre otras.

Un joven de Teruel ciego y sin manos logra la autonomía gracias a un perro guía

Un joven de Teruel ciego y sin manos logra la autonomía gracias a un perro guía

Alberto Villalba contaba con 21 años cuando, en 2013, una granada de la Guerra Civil estalló arrancándole parte de los dos brazos y llenándole la cara de metralla, lo que le dejó ciego. Hoy, gracias dos prótesis y un perro labrador, ha recuperado su independencia