WhatssApp

WhatsApp lanza nueva función para enviar fotos y vídeos autodestruibles

WhatsApp ha incorporado una nueva herramienta para los usuarios, las fotos que se autodestruyen. Se trata de fotos que la persona a quien se le envía solo podrá verla una vez. Esta función está disponible para WhatsApp Web y para iPhone beta.

La nueva función de WhatsApp: fotos y vídeos que se autodestruyen

Publicidad

Whatsapp ha introducido en la aplicación una nueva herramienta que mejora la privacidad de los usuarios, un tema en el que la compañía se ha visto inmerso en polémica, sobre todo después del último cambio de la política de privacidad. Ahora, se podrán enviar vídeos y fotos que solo podrán visualizarse una única vez. Esta actualización ya está disponible en WhatsApp Web y WhatsApp para iPhone beta.

Aunque el funcionamiento de la aplicación no ha cambiado de manera drástica desde que fue creada en 2009, la compañía ha dado un giro hacia la privacidad. Las fotos y vídeos que los usuarios mandan ahora pueden hacerse de otra manera.

Existe la posibilidad de que éstas solo puedan verse una vez y luego se autodestruyan. Sin embargo, existen métodos que permiten seguir viéndolas, como puede ser una captura de pantalla, pues no existe protección hacia este tipo de herramientas.

Cómo funciona

Para hacer que una foto o vídeo se autodestruya, basta con seguir cuatro sencillos pasos:

  • Cuando se adjunte algún contenido multimedia, en la previsualización aparece un nuevo icono, un '1', a la derecha del campo de texto
  • Si se presiona el icono, WhatsApp mandará un mensaje de advertencia para explicar que el contenido solo podrá verse una única vez
  • Ese mismo aviso, una vez enviada la imagen o el vídeo, llegará al usuario que lo recibe
  • Una vez que se haya visto, la foto o vídeo desaparecerá del chat y del teléfono, es decir, se habrá autodestruido

Polémica por el cambio de política de privacidad

La nueva política de privacidad de WhatsApp fue inaugurada el pasado 15 de mayo. Ha sido la que más cambios ha producido desde que la aplicación fue creada. Para empezar, si no se aceptaba la política de privacidad, el usuario no podría seguir utilizando WhatsApp, puesto que es un requisito totalmente necesario.

Lo que más polémica generó es el hecho de la nueva política de privacidad compartía los datos con Facebook y esta a su vez con empresas con las que estuviese asociada. Cundió en la sociedad una especie de pánico por el hecho de que los datos pudiesen llegar a manos de Facebook y ésta distribuirlos sin que el usuario fuese consciente.

Publicidad