Caso Ardines

La viuda de Javier Ardines declara que el principal acusado conocía los hábitos del concejal asesinado

Continúa el juicio para esclarecer el asesinato del concejal de Izquierda Unida, Javier Ardines. Este viernes ha declarado la viuda del concejal que ha declarado que el principal acusado conocía los hábitos de su marido.

Los acusados del asesinato de Javier Ardines en Llanes se declaran inocentes

Publicidad

Continúa el juicio en la Audiencia Provincial de Oviedo por el asesinato del concejal de IU en Llanes (Asturias) Francisco Javier Ardines. Un crimen por el que el principal acusado, Pedro Luis Nieva, así como los otros tres investigados, pueden ser condenados a 25 años de prisión. Este viernes, en la séptima sesión ha declarado la viuda del concejal asesinado.

Durante la vista, el juez ha advertido a los letrados de que no formularan ninguna pregunta íntima que no tuviera que ver con el caso. La viuda ha confirmado que ella y su marido mantenían una buena relación con el principal acusado y con su mujer ya que los cuatro salían juntos.

La mujer ha declarado que el concejal era una persona que habitualmente siempre seguía las mismas costumbres y que salía a trabajar todos los días entre las 6:00 y 6:30 horas. Por este motivo, ha señalado, que el principal acusado conocía sus hábitos y también el vehículo con el que salía.

Conversación con el acusado

Además, ha confirmado que el principal acusado le mostró una grabación con la que se confirmaba la infidelidad con la mujer de Nieva. A pesar de que hablaron de su contenido, ha señalado que Nieva "no le dio importancia", aunque reconoció una alteración en el matrimonio. Así mismo, también ha admitido que el acusado le había manifestado sus sospechas antes de enviarle la grabación porque, según ha relatado, la mujer del acusado nunca quería hacer nada a solas con su marido y que prefería pasar el fin de semana con ellos.

No obstante, ha declarado no recordar si el día del crimen el acusado le dijo que estaba en su domicilio, un aspecto que es la principal coartada de Nieva para obtener la absolución. Sí que ha confirmado que unos días antes del crimen se encontró una valla atravesada en mitad del camino como la que se utilizó el día del asesinato.

Por su parte, los hijos de la viuda también han declarado confirmado la buena relación entre las dos parejas y hija de Ardines ha declarado que el día siguiente del envío de la grabación habló con Nieva y este le confesó que "estaba destrozado" y que controlaba a su esposa "a las cuatro de la madrugada".

Publicidad