Las azafatas de vuelo han estado históricamente sometidas a la tiranía de la perfección. Soportar tacones durante muchas horas, llevar un maquillaje impecable o ponerse faldas ajustadas como parte del uniforme.

La aerolínea Virgin Atlantic ha querido ‘liberar’a las trabajadoras con motivo del Día Internacional de la Mujer: a partir de ahora, podrán ir a trabajar con la cara lavada y en pantalones, algo que la compañía Iberia introdujo a mediados de 2005 y British Airways en 2016.

Es la decisión que ha anunciado el magnate Richard Branson, conocido por sus frecuentes salidas de tono y actuaciones calificadas en muchas ocasiones como machistas. El anuncio ha sido tachado de 'oportunista' e 'hipócrita', pero sea como sea, las azafatas de Virgin han agradecido la noticia, que las permitirá trabajar más cómodamente eligiendo libremente qué quieren ponerse.

 

Te podría interesar...

Denuncian un anuncio sexista para buscar azafatas para el Mobile World Congress de Barcelona

El problema del exceso de alcohol en los aviones: detienen a un hombre por tocar a una azafata en un vuelo