El cadáver de Vianca, de 25 años, apareció en un río dos meses después de su desaparición. El presunto asesino dijo que su mujer se había ido voluntariamente pero su telefóno le situaba cerca del lugar donde se encontró el cuerpo.

La mujer, de nacionalidad boliviana, había desaparecido el 16 de julio de 2018 después de haber mantenido una fuerte pelea con su pareja, Joel, con quién hacía dos años que eran pareja.Tenían un hijo en común y la chica estaba embarazada de dos meses en el momento de la desaparición y del presunto el asesinato.

El 11 de septiembre de 2018, después de unas riadas, el cuerpo apareció al río Congost, en su paso por Granollers.

Los Mossos detuvieron al hombre ayer acusado de asesinar a su pareja y procedieron a un registro en su domicilio. Hoy el juez de violencia de género ha ordenado su ingreso en prisión incondicional.