Cataluña

VÍDEO: La brutal pelea con catanas, un hacha y un perro en un kebab de Torrefarrera (Lleida)

Los Mossos detuvieron a 4 personas tras el altercado, que se saldó con un herido que tuvo que ser hospitalizado.

Publicidad

La localidad de Torrefarrera, en Lleida, fue testigo de una brutal batalla campalque comenzó en un kebab. Se utilizaron catanas, un hacha y hasta un perro peligroso. Los Mossos d'Esquadra detuvieron a cuatro personas. Todo ocurrió el pasado sábado por la noche y hay imágenes del violento suceso. Un hombre resultó herido por politraumatismos y mordiscos.

Al parecer, y tal y como avanzó 'La Vanguardia', todo comenzó con una discusión entre varios clientes de ese kebab que fue a mayores. Comenzaron a agredirse a puñetazos, según detalla 'El Caso'. Según se puede ver en las imágenes, el que comenzó la pelea se fue y volvió con un hacha, un perro y varios amigos.

Este grupo de personas comenzó a apalear a una persona del otro grupo que tuvo que ser trasladado al hospital. Los Mossos detuvieron en el lugar de la brutal pelea a tres implicados como presuntos autores de los delitos de lesiones. El domingo por la tarde fue detenido otro hombre y por la noche uno más.

Varios heridos en una pelea masiva en Palma

Un atropello de un niño fue la causa de una pelea multitudinaria en Palma este pasado lunes. Sobre las 20:00 horas un hombre atropelló a un menor en la calle Indalecio, en Son Gotleu (Palma). Esto hizo que más tarde varias familias se enfrentaran involucrando a más de 200 personas.

El atropello al niño de una de la familias desató una reyerta que ha involucrado a decenas de personas que, entre golpes con bates, palos y navajas, protagonizaron momentos de tensión entre las dos familias y el dispositivo policial desplegado.

Los supuestos autores del atropello fueron golpeados y asestados con navajas por parte de la familia del pequeño. Según ha contado el diario autonómico 'Crónica Balear', al lugar se trasladaron numerosas patrullas de Policía Nacional, entre ellas la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), así como los agentes de la Policía Local de Palma. Una vez desplegado el dispositivo, se cortaron varias calles y blindado el barrio. Tras una hora de control, la situación volvió a la normalidad. Sin embargo, después de que el dispositivo se disolviese, se inició otra pelea campal con machetes y armas de fuego.

Los autores del atropello, en un momento dado, lograron huir. Sin embargo, la familia del pequeño logró acceder a ellos. Los vehículos de la Policía también sufrieron daños cuando, durante la reyerta, varias personas intentaron volcar los coches patrulla. La Policía se vio obligada a volver a tomar el control del lugar y más de un centenar de agentes de la Policía Nacional y Policía Local de Palma realizaron varias cargas antidisturbios.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad