Presunto asesino de Marta Calvo

Publicidad

Caso Marta Calvo

Las víctimas del asesino de Marta Calvo aseguran que el autor confeso les ofrecía bebidas con droga para perder la conciencia

Todas las víctimas del asesino de Marta Calvo han reconocido en sus declaraciones ante el juez haber tomado alguna bebida que contenía droga.

Varias víctimas del presunto asesino de Marta Calvo han declarado en el Juzgado de Instrucción número 20 de Valencia que el asesino confeso de Marta Calvo, les ofreció una bebida con algún tipo de droga que les afectó, tanto física y mentalmente antes de mantener relaciones sexuales.

La investigación abierta por este juzgado tiene que ver con el asesinato de Marta Calvo y de otras dos jóvenes, a las que el acusado pudo haber introducido cocaína en los genitales durante las relaciones sexuales que acabaron resultando letales.

El procesado por la desaparición del cuerpo de Marta Calvo, se entregó el 4 de diciembre del año pasado en el cuartel de la Guardia Civil del municipio valenciano de Carcaixent y sostuvo que la muerte de la joven fue "un accidente" después de haber mantenido una relaciones sexuales con consumo de cocaína. Además, admitió que tras ellas procedió a desmembrar el cuerpo, cuyas partes distribuyó en varios contenedores.

Según fuentes conocedoras de las últimas declaraciones, todas las mujeres han confirmado el modo de actuar del procesado. Algo en lo que han coincidido todas las afectadas, es decir, en todas las relaciones hubo un uso desmesurado de cocaína sin consentimiento de la víctima, en ocasiones dándose incluso por sorpresa y tratando de introducirla en sus genitales.

Otras víctimas han relatado que sí que fueron conscientes de que el sospechoso trataba de introducirles droga y que éste les ofrecía bebida si se negaban u ofrecían resistencia.

Además de las mujeres han declarado dos médicos del Hospital Clínico, una que atendió a una de las víctimas mortales a su llegada a urgencias y otro que lo hizo en la UCI.

La joven a la que atendieron sufrió una parada cardiorrespiratoria en la ambulancia, de la que se pudo recuperar gracias a una intubación, pero luego acabó muriendo una vez llegó al centro sanitario.

Los médicos han explicado que encontraron cocaína en la orina de esta mujer, pero que no fueron capaces de determinar la cantidad exacta de esta droga que la víctima pudo haber consumido.

Preguntados por los abogados de las partes han respondido que trataron a la mujer con naloxona para intentar recuperar el pulso cardíaco y contrarrestar la intoxicación, pero han insistido en que no existe ninguna medicación capaz de contrarrestar de inmediato los efectos de la cocaína.

El juzgado debe escuchar todavía la declaración de una de las víctimas que no ha podido acudir a declarar y la de una segunda que es extranjera y no han podido localizarla, aunque todavía no hay fecha para la nueva sesión del juicio.

Las tres muertes que se atribuyen al investigado han sido calificadas provisionalmente como homicidios por la Fiscalía, pero las familias de las víctimas, tanto en el caso de Marta Calvo como en el de las otras dos víctimas han considerado que los hechos podrían conducir a acusaciones de asesinato.

A estos delitos podrían sumarse otros contra la salud pública por la droga implicada en los distintos hechos; intento de homicidio y omisión de socorro, a propuesta de la Fiscalía; y delito de daños morales, agresión sexual y profanación del cadáver de Marta, a petición de la defensa de la familia de esta víctima.

Publicidad