Pontevedra

Un joven de 21 años y una ganadera jubilada, entre las víctimas mortales del accidente de autobús en Pontevedra

En total, 6 personas han perdido la vida en este trágico accidente. Tan solo dos han podido ser rescatadas con vida por los servicios de emergencia. Una continúa desaparecida.

Publicidad

Alrededor de las 21:30 horas de la noche de este sábado, un accidente de tráfico en el que se veía un autobús implicado se saldaba con la muerte de 6 personas en la localidad pontevedresa de Pedre.

El vehículo, que cubría el trayecto Lugo-Vigo, se precipitaba al vacío a más de 16 metros de altura tras salirse de un puente y acababa impactando contra el agua de un río.

De su interior, los servicios de emergencias solo podían rescatar con vida a dos de los ocupantes, entre ellos el conductor del autobús que ha dado negativo en las pruebas de alcohol y drogas.

El resto de pasajeros, sin embargo, perdían la vida y no lograban sobrevivir a este accidente de tráfico que ha causado una gran tristeza en la localidad.

La víctima más joven, de tan solo 21 años, era vecino de Nigrán. Estudiaba en Lugo capital y regresaba a casa para cenar con su familia para celebrar la Nochebuena. Tal y como explican algunos medios locales, era una joven promesa del boxeo que formaba parte del 'Rebouras Team de Vigo'. Tras la trágica noticia, el ayuntamiento de su localidad ha decretado tres días de luto oficial.

Otra de las víctimas mortales es una profesora de lengua y literatura de un instituto en O Carballino (Ourense). Allí había comenzado a dar clase hace tan solo unos meses, en septiembre, con el inicio del curso escolar. Era natural de Lugo, madre de dos hijos menores de edad, de tan solo 8 y 5 años, y había cogido el autobús para pasar la noche de este sábado con su madre, residente en Pontevedra.

Continúa la búsqueda de un desaparecido

En este fortuito accidente, en el que se baraja la posibilidad de que las lluvias intensas provocasen la inestabilidad del autobús, también han perdido la vida una madre y su hijo, naturales de Agolada pero residentes en Lalín (Pontevedra).

Las otras dos fallecidas, una natural de Agolada y la otra de Perú, eran ganadera y cuidadora de personas mayores respectivamente. La primera de ellas se desplazaba para pasar las fiestas con su hermana que, tras percatarse de su tardanza, contactaba con los hijos de esta para ver qué ocurría. Poco después, tras ser conocedores del accidente, se desplazaron hasta el lugar para identificar el cuerpo.

La última, de la que no han transcendido más datos, al parecer había cogido el autobús en la parada anterior al lugar donde se ha producido el accidente.

Por el momento, continúa la búsqueda de un desaparecido del que no se tiene rastro. Las intensas lluvias de la madrugada de este sábado han provocado que el agua suba y aumente la corriente del río Lérez.

Publicidad