Publicidad

Fue el enemigo publico número uno, solo se sabía de él el rastro que dejaban sus atracos a bancos y los muertos, dos guardia civiles en navarra y un policia en Castellón durante años, ni una fotografía, ni una imagen.

'El Solitario' un alias para una figura medio borrosa de un tipo con peluca y barba postiza que ofrecían las cámaras de video vigilancia de los bancos que asaltaba.

Durante mucho tiempo la policia solo tuvo éso de Juan Jiménez Arbe  pero el cerco se estrechó y un caluroso mes de julio de 2007 en la localidad portuguesa de Figueira da Foz 'el Solitario' fue detenido cuando estaba a punto de cometer un nuevo atraco.

Era el enésimo atraco preparado casi al milímetro por el Solitario. Giménez Arbe se presentó en esta sucursal de Caja Rural en Toro, Zamora, el 19 de mayo de 2007. Eran un vienrnes a las 2 menos diez del mediodía, casi la hora de cerrar y cuando más dinero en efectivo tenía la oficina.

'El Solitario' entró y pidió dinero al cajero pero el botín que éste le presentaba se le hizo escaso. Apenas 5000 euros así que le dio un tiro en la pierna. Luis Alonso, empleado de la sucursal bancaría de Zamora  relata en Espejo Público como fue el atraco: "Si no me das más dinero te pego un tiro y acto seguido disparó, no me dio opción".

Giménez Arbe llevaba desplegada toda su parafernalia para los atracos. Su habilidad para cambiar de apariencia ha traido siempre en jaque a los investigadores, y esta vez no fue menos. Exactamente, duró 2 minutos y medio. La Policía llegó en cuanto pudo, pero 'el Solitario' fue más rápido...

Escurridizo como pocos, Jaime Gimenez Arbe huyó por estas calles. Las tenía perfectamente estudiadas: estrechas y con callejones, eran perfectas para facilitar su huida.

Se escondió en una localidad cercana hasta que se suspendió la búsqueda, pero acabó cayendo en las garras de la Policía. Hoy se enfrenta en Zamora al juicio por este atraco, en el que se le imputan tres delitos: uno por lesiones, otro por robo con violencia, y otro más por tenencia ilícita de armas.