Viajar con la casa a cuestas no es ninguna novedad en nuestro país desde hace tiempo. Hay quienes, incluso, lo llaman 'turismo itinerante'. "Sí es cierto que año tras año vemos como se aumenta exponencialmente el número de vehículos que están especialmente en la zona litoral", comenta el secretario general de Turismo en Huelva, Rafael Barba.

Este año, las costas occidentales andaluzas han sido el destino estrella para los excursionistas sobre ruedas. Desde el sector turístico denuncian el mal uso que se hace de estos vehículos: "Estamos hablando de vehículos que suelen estar estacionados en zonas de primera línea de playa o en lugares protegidos sin ningún control".

El año pasado el Gobierno andaluz habilitó zonas especiales para estos vehículos, espacios regulados y con unas condiciones determinadas. "Las comodidades y la seguridad que te da un camping a la hora de estar los niños con las bicicletas no te da la misma seguridad que otras opciones", comenta un turista.

Sin embargo, hay quienes acampan libremente. "Saber que ellos acampan en zonas que no están preparadas ni reguladas para ellos nos hacen mucho daño", dice Gaspar Méndez, jefe de recepción en el camping de Doñana.

Además de suponer perjuicios económicos, este problema puede tener un gran impacto sobre el medio ambiente.