Villalán de Campos, en Valladolid, es una localidad con apenas diez vecinos estables todo el año y 23 más aparecen en el padrón y en época de vacaciones. Eran tan pocos que llegó un punto en el que cerrar la vieja iglesia de Santa Cecilia y hacer una nueva era más barato que mantenerla, el tiempo y el abandono hicieron el resto.

"La torre es lo que más nos llama la atención, sin ella no podríamos vivir, y es el símbolo de nuestro pueblo", explica Ignacio Sánchez, alcalde del pueblo.

Toñín, el albañil del pueblo y el encargado de rematar las obras, explica que no tiene ascensor. Sin embargo, la torre cuenta con tres dormitorios, una cocina y un salón repartidos en cinco plantas y comunicados por 73 escalones.

"Creo que va a hacer más por los pueblos la poca calidad de vida que hay en las ciudades que en sí los pueblos", señala Ignacio Nevado 'Ampparito'. Este artista urbano madrileño que vive en Londres descubrió este pueblo hace cuatro años de forma casual y ya ha plasmado varias de sus obras en las calles

También te puede interesar...

MAPA INTERACTIVO: Los 200 pueblos menos habitados de España

La España despoblada: ¿El presente de tu pueblo es fantasma? ¿No hay futuro en tu aldea? Cuéntanoslo en nuestras redes