Los vecinos de Utiel, en Valencia, llevan años viviendo junto a un vertedero ilegal y denuncian que la situación es insoportable. El vertedero se encuentra a tan solo 4 km de Utiel, donde se acumulan de manera ilegal 43.000 toneladas de plástico.

El Ayuntamiento del municipio ha calificado la situación de extrema gravedad, tanto por el peligro de contaminación como por el riesgo para la salud de las personas, y ha multado a la empresa con 60.000 euros.

La empresa tenía autorización para la gestión de residuos de construcción y demolición, no para acumular este tipo de materiales.

La Consejería de Medio Ambiente le ha abierto un expediente. "Entre las medidas cautelares que requiere el expediente sancionador está la entrega a la Generalitat de un conograma y el vaciado de acopio de esos plásticos", explica Joan Piquer, director de Camblio Climático de la Generalitat valenciana.

Un plan para retirar estos residuos que deberá ejecutar en un plazo máximo de tres meses y cuyo coste ascenderá a un millón de euros.