Peñíscola

Los vecinos de Peñíscola recogen algunas de sus pertenencias días después del derrumbe

Los vecinos de Peñíscola acuden a recoger algunas de sus pertenencias días después del derrumbe del edificio donde vivían. Han tenido entre 5 y 10 minutos.

Publicidad

Los vecinos de Peñíscola (Castellón) han podido recoger algunas de sus pertenencias; vivían en el edificio que se derrumbó el miércoles pasado. Solo han podido llevarse lo imprescindible, ya que solo han tenido entre 5-10 minutos.

Gran parte del edificio de Peñíscola quedó reducido a escombros y bajo ellos quedaron atrapadas tres personas de la misma familia. Dos personas han fallecido, pero una ha podido ser rescatada con vida. Se trata de un joven de 26 años y, tras estar en la UCI, ha salido y se encuentra estable en planta.

Durante toda la mañana del viernes, los vecinos de Peñíscola han acudido a recoger sus pertenencias y objetos. También han acudido a recoger a sus mascotas, que llevaban desde el suceso en los domicilios.

"Salimos por el balcón", explica una de las personas que se encontraban en aquel momento en la vivienda. "Venimos a recoger las cosas, que lo queremos todo", explica.

Recogen sus pertenencias

Tienen unos 10 minutos para poder recoger aquello más importante y que echen en falta. Han estado escoltados por bomberos y agentes de la Guardia Civil de forma escalonada. Todos ellos han podido sacar lo que han podido.

"Menos sábanas y toallas, casi todo", explica otra mujer que acude a su vivienda a por ropa y otros objetos.

Sin embargo, no pueden evitar emocionarse. "Podemos decir que hemos vuelto a nacer", indica un vecino. Además, añade que entrar en lo que ha sido su casa "impacta". El motivo es que hay zonas muy peligrosas donde más han quedado afectadas.

Hay zonas en las no han podido acceder debido a la gravedad de su estado. Por ello, varios bomberos controlan las áreas más afectadas tras el derrumbe en Peñíscola. "Hay zonas donde no va a entrar gente y si hubiera cualquier ruido o movimiento daremos orden de salir", afirma Pablo Vila, inspector Jefe de Bomberos.

La investigación continúa para determinar el motivo por el que el edificio ha quedado derrumbado. Aunque indican que "parece ser que no hay nadie más". Alberto Rubio, arquitecto, indica que todo apunta a que se trata de "un problema en la cimentación de uno de los muros".

Publicidad