Volcán La Palma

Vecinos de La Palma viven con inquietud y con las maletas preparadas por si es necesaria una rápida evacuación

Algunos vecinos cerca del volcán de La Palma viven con inquietud debido a que no saben si tendrán que ser evacuados rápidamente, aunque por el momento no es necesario.

Publicidad

La erupción del volcán de La Palma continúa sin cesar desde el pasado domingo. Algunos de los vecinos de la zona viven muy cerca del volcán y a pocos metros de una población que ha sido desalojada esta semana.

Esos vecinos tuvieron que ser desalojados porque había riesgo de que el material que expulsa el volcán alcanzara a la población. Todos ellos viven unos días de inquietud.

En Tacande tienen el volcán detrás de ellos. Aunque no hay riesgo porque la lava va hacia otro lado y el material volcánico que cae no llega, a 200 metros está el pueblo que ha sido desalojado.

Los vecinos de Tacande explican que están preocupados por si la situación se complica. Algunos de ellos tienen preparados maletas y bolsos por si es necesaria una rápida evacuación.

Desde allí ven las explosiones y escuchan de manera constante el rugido del volcán Cumbre Vieja. Es tan fuerte el ruido que por las noches no pueden ni dormir.

Además, muchos de ellos tienen familiares o amigos que han sido desalojados o que han perdido sus casas debido al volcán. "Con esa incertidumbre estamos todos. No podemos más", explica un vecino de Tacande.

Duermen con los rugidos del Cumbre Vieja, pero también con el teléfono al lado por si tienen que salir rápidamente de sus casas para ser desalojados.

Trasladados a hoteles

Varios de los vecinos que han tenido que ser desalojados están viviendo temporalmente en hoteles. El motivo es que no tiene dónde ir a la espera de poder volver a sus casas.

La situación parece que se estabiliza, pero no cesa. El volcán de La Palma ha provocado el desalojo de más de 6.000 personas y se ha tragado más de 400 viviendas.

Publicidad