Los vecinos de Motril en Granada están hartos. Llevan meses aguantando robos, vandalismo y delincuencia en su zona. Ante esto, han decidido organizarse y formar lo que ellos llaman: Patrulla vecinal.

En el bar de una de las vecinas han entrado hasta en cuatro ocasiones. Ana explica que llegan y a golpes de martillo revientan la máquina recreativa del local y se llevan el dinero de la caja.

Ante estos incidentes han decidido instalar cámaras de seguridad y salir a patrullar las calles. Casi 1.500 personas apoyan esta iniciativa que han movilizado a través de las redes sociales.