94

Publicidad

Ola de frío

Vecinos de Madrid se quejan de los cortes de luz: "En el salón estamos a 10 grados, con dos mantas y helados de frío"

Más de 2.000 abonados en varios puntos del país, sobre todo en la provincia de Castilla La Mancha, se encuentran sin luz ni calefacción por cortes provocados por el temporal. Se quejan de que con estas temperaturas no pueden calentarse dentro de sus hogares.

Los ciudadanos de Castilla La Mancha siguen sufriendo los cortes de luz provocados por el temporal. Más de 2.000 abonados se han quedado sin suministro. La provincia más castigada es Toledo con alrededor de 1.000 abonados afectados por estos cortes en plena ola de frío.

Se ha registrado casos de cortes de luz en las provincias de Cuenca y Ciudad Real. También han habido cortes de luz en tres comunidades más: Madrid, Andalucía y Cataluña.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, le ha enviado una carta al presidente de una compañía eléctrica. La carta decía que "estos cortes de luz son inaceptables".

En muchos pueblos del centro peninsular han pasado la noche sin luz y sin calefacción a -12º centígrados. "Calentándonos gracias a una pollera porque sino esto es insostenible", se quejaba una vecina.

Así llevan desde el viernes en el municipio de Villamuelas, en la provincia de Toledo donde se quejan de que llevan sin electricidad días y "la comida se está estropeando". El coche es el único sitio donde pueden cargar los móviles "para poder tener información de las situaciones".

Solo en Castilla La Mancha más de 2000 viviendas han sufrido cortes de luz. Poco a poco recuperan el suministro "por fin pusieron anoche un generador provisional", anunciaba un vecino.

En la urbanización de Boadilla del Monte, en Madrid, los vecinos se quejan del frío que hace dentro de los hogares a causa del temporal de frío. "14 grados dentro de casa", relataba un hombre. "En el salón estamos a 10 grados, con dos mantas y helados de frío", explicaba otro señor, que lleva sufriendo los cortes de luz y calefacción durante varios días.

Los vecinos de la urbanización madrileña explican que la compañía de gas no puede llegar hasta aquí. "Estos depósitos están ahora mismo vacíos, no tenemos gas, somos unas 100 familias"

Poco a poco la compañía intenta solucionar los problemas y volver a suministrar luz y calefacción a todos los abonados.

Publicidad