120.00

Publicidad

Madrid

Vecinos de la Cañada Real protestan ante los cortes de luz provocados por los enganches ilegales para cultivar droga

Una asociación de vecinos de esta zona chabolista de la Comunidad de Madrid protestan por el corte de suministro de electricidad a todas las chabolas y viviendas de la Cañada Real. No quieren sufrir todos las consecuencias de los enganches ilegales para cultivar marihuana.

Vecinos del Sector V de la Cañada Real Galiana (Madrid) han llevado sus protestas frente a la Consejería de Vivienda y Administración Local para exigir una solución a los cortes del suministro eléctrico que lleva registrando este enclave chabolista durante los últimos dos meses.

Enganches ilegales

Los manifestantes, congregados bajo el lema 'Sin luz no hay vida', han reclamado una reunión con la empresa energética que abastece a esta cicatriz urbana en Madrid que recorre más de 14 kilómetros de tres municipios y que está dividida en seis sectores, el V localizado en Rivas Vaciamadrid. "Como vecinos lo que proponemos es un encuentro para poder pagar el recibo y regularizar el suministro", ha la presidenta de la asociación Al-Shorok-Amanecer y vecina del Sector V, Cristina Pozas Navarro. Estos cortes, que arrancaron en octubre, estarían vinculados con grandes plantaciones de marihuana en la zona, que, debido a sus necesidades, estarían colapsando el suministro eléctrico con enganches ilegales; una actividad ante la que efectivos de la Policía Nacional y Municipal ejecutaron varias redadas en el Sector VI ese mes. Pozas Navarro entiende que si se pasase por una regulación se evitaría que gente con "actividades ilícitas" se asentase en el enclave, ya que no pasarían desapercibidas. "Si el Ministerio del Interior sabe que la causa son las plantas de marihuana no me explico por qué no actúa. No me explico que sabiendo que está ahí y es la causa no actúa contra estas personas no contra los 8.000 vecinos", ha cargado.

Pacto incumplido

Los vecinos entienden que las administraciones públicas están actuando con "inhumanidad y crueldad" mientras "incumplen" sus obligaciones al no hacer efectivo el Pacto Regional por la Cañada Real Galiana, suscrito por todas las fuerzas de la Asamblea en 2017 y los ayuntamientos de Rivas Vaciamadrid, la capital y Coslada, para intentar acabar con los conflictos y la marginación en esta zona. En el anexo número 3 figura que se debe garantizar el "abastecimiento de agua" y la "rehabilitación del suministro de luz"; entre otros compromisos en materia de infraestructuras. "El Pacto hay que cumplirlo porque si no es un incumplimiento. Ese texto se redactó muy concienzudamente basándose en la situación de los que ahí vivimos", ha reprochado la presidenta de Al-Shorok-Amanecer, quien ha destacado que, a diferencia de la eléctrica, desde los comisionados creados tanto en el Gobierno regional como en el Ayuntamiento de la capital sí que se han reunido con los vecinos.

Publicidad