99

Publicidad

COVID-19

Un vecino de Madrid, señalado por el portero de su edificio tras contagiarse de coronavirus: "Puso un cartel"

El portero del edificio colocó un cartel en que advertía al resto de vecinos sobre el contagio del vecino, quien denunció los hechos ante la policía. Juan asegura además que el conserje no se pone la mascarilla

Juan, un vecino de Madrid, denunció este martes en Espejo Público el señalamiento al que fue sometido por el portero de su edificio tras haberse contagiado por COVID-19. A principios del pasado marzo, cuando la primera ola apenas empezaba en España, Juan fue diagnosticado como "sospechoso de haber tenido el coronavirus". Meses después le confirmaron este diagnóstico.

Tanto el portero como el vicepresidente de la comunidad supieron del positivo de Juan después de que éste hablase con un medio digital sobre su situación. El empleado decidió entonces -"alentado por el vicepresidente"- colocar un cartel en la entrada del edificio en el que se leía "Mucha precaución, posible infección por Covid-19 en la 5º planta".

El cartel incluía "un gran logo de coronavirus, con alevosía y con toda la mala uva del mundo" en el que se advertía al resto de vecinos sobre su enfermedad. Juan denunció los hechos ante la policía.

"Me señalaban como a un apestado", explica. En el letrero, además, aparecía su historial médico y una fotografía de él, recuerda.

Tres meses sin diagnóstico

"Hice mi cuarentena de 15 días, pero seguía siendo sospechoso. En ese momento no te hacían pruebas con la facilidad de ahora y me pedían 300 euros", cuenta. Estuvo tres meses sin una prueba definitiva de su diagnóstico, hasta que a principios de mayo le confirmaron la enfermedad. "Casi un año después sigo teniendo anticuerpos", puntualiza.

Pero ahí no acaba la historia. Juan asegura que el portero protagoniza ahora una nueva polémica en la comunidad al negarse a llevar la mascarilla, pese a la insistencia de los vecinos.

"O no se la pone, o se la pone cuando quiere", explica.

Publicidad