Avispa asiática

Publicidad

Galicia

Un vecino de A Coruña retira 3.800 reinas de avispa velutina con este método infalible

Un vecino de A Coruña retira 3.800 reinas de avispa asiática o velutina en tan solo dos meses. Es apicultor y estaba harto de que las velutinas afectaran a la población de abejas. Él mismo nos desvela el método utilizado para acabar con las avispas.

En resumen

  • Las velutinas afectaban a su cría de abejas
  • Inventó un remedio que no falla para capturar a las velutinas
  • Ha capturado 3.800 avispas velutinas en dos meses

Manuel Romero, vecino de Vimiazo, en A Coruña, se empleó a fondo y en apenas dos meses logró retirar 3.800 reinas de avispa velutina. Asegura estar muy contento y no es para menos, ya que de cada una de esas reinas podría salir un nido.

Manuel tiene abejas y está harto de ver como las velutinas acaban con ellas. Por no hablar de los daños personales, ya que varios de sus amigos se han tenido que enfrentar a estos temidos insectos poniendo en peligro sus vidas. Por todo ello, decidió tomar medidas.

En el mes de febrero empezó a colocar las trampas, para evitar que todas estas reinas anidaran de cara al verano. Utilizó una fórmula efectiva con las velutinas, pero que no hiciese daño a otras especies, por ejemplo a sus propias abejas.

Receta para capturar velutinas

Se trata de una fórmula sencilla y nos desvela su método contra las avispas velutinas. En una botella grande de plástico se ponen dos kilos de azúcar, una pastilla de levadura diluida en agua templada o caliente y un par de vasos de vermú rojo. A la botella se le hace un agujero y las avispas entran en ella atraídas por los olores. Una vez dentro ya no pueden salir de la trampa.

Más de 10.000 capturadas en Carballo en tan solo dos meses

En los próximos días se conocerá el balance oficial de la campaña en Carballo, A Coruña, que se saldó en sus dos primeros meses con 10.556 reinas capturadas en los 787 dispositivos que han sido colocados en las distintas parroquias del ayuntamiento.

Una empresa se ha encargado de tratar de contener esta plaga, ayudados por apicultores de la zona y aficionados. Todos ellos, como el caso de Manuel, están siendo de gran ayuda.

Publicidad