Publicidad

Manada Sabadell

Uno de los acusados de la 'Manada de Sabadell' asegura que fue la chica "la que se abalanzó" y que "mantuvieron una relación sexual consentida"

Uno de los acusados por una presunta agresión sexual ha declarado en el juicio que mantuvo "una relación sexual consentida" con la chica.

El juicio de la 'Manada de Sabadell' ha comenzado para tratar de esclarecer si de produjo o no una presunta agresión sexual a una chica de 18 años. La víctima ha declarado cómo fue captada por su presunto agresor y el miedo que pasó aquel día de 2019.

La Fiscalía pide para los presuntos agresores 37 y 41 años de cárcel para cada uno y que sean expulsados de España al obtener el tercer grado y 60.000 euros para la víctima.

Uno de los acusados declara en el juicio de la 'Manada de Sabadell' que cuando él estaba en la nave, llegaron una chica y un chico sobre las seis de la mañana. Cuenta que vio a la chica "feliz" y que "estuvo bailando con el otro chico un rato". Sobre esta pareja, el acusado asegura que no conocía de nada a la chica y que al chico, que era marroquí, "lo había visto alguna vez".

En la declaración, el presunto agresor, explica que la chica y él entraron a la habitación "y me preguntó si tenía novia", también explica que "ella le besó en el cuello". "Se abalanzó sobre mí y mantuvimos una relación sexual consentida", declara el presunto agresor.

Otro de los acusados que ha declarado en el juicio ha afirmado que no recuerda que se produjera en la nave alguna relación sexual.

Testimonio de la víctima

La víctima de la presunta agresión sexual declaró que ella "temió por su vida" y narró cómo ocurrieron los hechos: "Llegamos a la nave, me metió a la fuerza y allí me encontré que había seis individuos más. Me penetró vaginalmente, me penetró también analmente, a pesar de mis gritos de dolor y súplica".

"Vi cómo una puerta de un garaje se abría y aparecía un coche. Me desagarré y salí corriendo, había un matrimonio y les dije que me habían violado y me llevaron a la policía", añade la víctima de 18 años en su declaración ante el juez.

Además, el juez llamó la atención al fiscal del juicio de la 'Manada de Sabadell' que realizaba el interrogatorio por los continuos cortes que hacía a la víctima y por pedirle que narrara una y otra vez los detalles de cómo había sucedido la agresión.

Declaraciones testigos

La trabajadora del hospital que atendió a la víctima de la presunta agresión sexual en Sabadell, declara que en estos casos "la exploración se hace conjuntamente con el médico forense" y que tal y como consta en el informe "la chica presentaba algunas lesiones equimóticas en el cuello, en el antebrazo también una lesión como de presión ", narra la trabajadora.

"En la exploración ginecológica, los genitales externos, vagina y cuello de útero estaban hiperémicos, que quiere decir con aspecto como rojo, inflamado, pero sin lesiones sangrantes, que no tienen por qué haber en estos casos, y se recogieron las muestras de esperma", explica la ginecóloga.

Un miembro del cuerpo de seguridad que acudió a realizar una inspección ocular de la nave en la que se presuntamente se produjo la violación a la víctima, se encontraron "restos de comida y de bebida". En otra de las habitaciones explica que había dos sofás, y fue en esa habitación donde se encontró una huella palmar que corresponde a uno de las personas que se detuvo.

"Del lugar recogimos una pulsera, una sudadera, unos calzoncillos y también recogimos del sofá cama la manta y una camiseta que estaba puesta en la almohada", informa uno de los policías que ha declarado en el juicio.

Publicidad