NOCHE DE TENSIÓN EN EL BARRIO MADRILEÑO DE LAVAPIÉS

NOCHE DE TENSIÓN EN EL BARRIO MADRILEÑO DE LAVAPIÉS

Una vecina de Lavapiés tras los disturbios por la muerte de un mantero: "Prendieron fuego al lado de las casas donde hay niños y personas mayores"

Uno de los vecinos de Lavapiés ha relatado a Antena 3 Noticias como vio que "entre 50 y 100 personas corrían por la calle e iban destrozando el mobiliario". Seis personas han sido detenidas y al menos una decena ha resultado heridas.

El madrileño barrio de Lavapiés, en el centro de la capital, ha recuperado la tranquilidad esta madrugada de viernes tras el amplio despliegue policial que ha logrado controlar los disturbios registrados por la muerte de un mantero, por paro cardíaco, que había sido perseguido por agentes de la Policía Municipal desde la Plaza Mayor de la ciudad.

Uno de los vecinos ha relatado a Antena 3 Noticias como vio que "entre 50 y 100 personas corrían por la calle e iban destrozando el mobiliario". Otra vecina se queja de que "prendieron fuego al lado de las casas donde hay niños pequeños y personas mayores que no se pueden mover. A mi hija le tiraron piedras, a mi hija y a todos los vecinos que tiraban agua".

Los agentes de la Unidad de Intervención Policial se han apostado por las principales calles del barrio para evitar nuevos incidentes. Seis personas han sido detenidas y al menos hay una decena de heridos.

El fallecimiento de un vendedor ambulante de 35 años y nacionalidad senegalesa en la calle del Oso por parada cardiorrespiratoria, después de una persecución de la Policía Nacional desde la Plaza Mayor, donde el mantero vendía productos de perfumería de manera irregular.

La muerte del mantero, que era vecino de Lavapiés y una persona popular en el barrio, ha provocado la indignación de algunos de sus compañeros, que se han concentrado en los alrededores de la calle cuando los sanitarios del Samur-Protección Civil intentaban todavía reanimarle.

Tras el fallecimiento, la escalada de tensión ha provocado el cierre de la calle del Oso, y ha encendido las protestas, que han derivado en la quema de contenedores, rotura de mobiliario urbano y el asalto a sucursales bancarias como la de la calle Ave María.

Dos vehículos del Samur-Protección Civil y uno de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid también han sido apedreados y se han registrado desperfectos también en algún vehículo de la Policía Municipal.

Los disturbios han provocado el cierre anticipado de comercios de la zona, y los agentes de la Policía Nacional habrían detenido a varias personas, según testigos presenciales. Objetos quemados, cristales rotos y adoquines arrancados del suelo son el paisaje que han dejado los incidentes de la noche.

| | 16/03/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.