La novena planta del hospital Puerta del Mar de Cádiz se había convertido en el punto de venta de droga de una paciente. Desde el interior de su habitación se dedicaba a traficar con estupefacientes.

La mujer no se anunciaba pero era un secreto a voces. Los médicos y los pacientes del hospital denuncian inseguridad.

La mujer ha sido dada de alta este martes pero durante los días que ha estado ingresada los pacientes y familiares se han quejado de esta situación.