Los Mossos d'Esquadra investigan una agresión a dos mujeres en el Metro de Barcelona, a las que otra usuaria insultó y recriminó que se besaran. "Si quieres respeto de que no os ofenda a vosotras, vosotras no os coméis la boca delante mío, que me da asco", dijo.

Fuentes de la policía catalana han explicado que los hechos ocurrieron el pasado miércoles en la L2 de Metro y que las víctimas denunciaron el caso, que se ha elevado a la Fiscalía de Odio y Discriminación para que tengan conocimiento de éste.

La agresora les recrimina que se besen -asegura que tiene un hermano homosexual y que no lo hace delante de ella porque le da asco- y les llama "mariconas y encima catalana", según un vídeo que ha difundido una de las víctimas en Twitter.

En varios apuntes en la red social, explica que "los insultos y amenazas continuaron durante diez minutos", y critica que nadie del vagón lleno intervino, excepto una mujer mayor musulmana y con velo, que defiende que cada uno debe hacer lo que quiera y se interpuso cuando la agresora trató de cogerle el móvil.

La víctima defiende denunciar casos como este porque "normalizar las agresiones 'menores" lleva a naturalizar la homofobia, y Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha reprobado los hechos y contactaron con la denunciante para recabar datos para avanzar en la investigación para colaborar con Mossos.