SI CORTAN EL TRÁFICO SE ENFRENTA A UNA MULTA DE MILES DE EUROS

Una carretera nacional se convierte en un obstáculo insalvable para las procesiones de un pueblo de Zamora

En Alcañices, Zamora, las procesiones se enfrentan a multas de tráfico de hasta 300.000 euros si no cambian su recorrido. Para acceder al santuario tienen que atravesar por una carretera nacional y Tráfico les advierte de que no pueden interrumpir la circulación con sus pasos. El ayuntamiento pide que al menos les dejen cruzar.

Publicidad

El problema son 10 metros de la nacional 122, una vía muy transitada ya que por allí se accede a Portugal. El Ayuntamiento de Alcañices ha pedido esta mañana a la subdelegación del gobierno de Castilla y León que, al menos, les dejen atravesarla para acceder al templo con los pasos.

Se trata de bloquear la carretera unos diez minutos pero Tráfico lleva tiempo avisándoles. Si lo hacen, sin consentimiento, se enfrentan a multas de entre 15.000 y 300.000 euros. Ya han recibido multas por bloquear esa nacional en otras ocasiones para celebrar diferentes festejos.

Publicidad