ORIHUELA, ALICANTE

Maruja, una abuela que perdió a su hija a manos de un maltratador, lucha ahora por la custodia de su nieta

Lleva 2 años luchando por la custodia de su nieta. La madre de la niña murió a manos de su marido y la menor se quedó desde entonces a su cuidado. Un juez debería decidir su futuro esta misma semana.

Publicidad

Maruja perdió a su hija hace dos años a manos de un maltratador arrebató la vida. La familia paterna también reclama su custodia y el pasado agosto la Consellería Valenciana decidió llevar a la menor a una casa de acogida.

Un juez decidió que esta mujer de Orihuela no tenía recursos para mantener a la niña, pero Maruja sigue luchando para recuperarla.

La Conselleria le arrebató a su nieta, de cuatro años y medio sin dejar si quiera despedirse. Aprovechando una visita en el Punto de Encuentro Familiar de las que goza la familia del presunto asesino.

La decisión de la Conselleria se dictaminó el pasado mes de mayo, pero no se ejecutó hasta el domingo, cuando en ese punto de encuentro familiar, "se llevaron a la niña. ¿En qué cabeza cabe que yo entregue a mi nieta? Nada más quiere estar con su abuela, que es con quien ha estado desde que se quedó sin madre", asegura Maruja.

Ahora, la niña está con una familia de acogida que no permite a su abuela ver a la pequeña, "no sé nada de ella desde que se la llevaron", declara la angustiada abuela.

Publicidad