158.015667

Publicidad

'Caso Madeleine'

Un testigo afirma que el sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann le confesó haberla descuartizado

La Fiscalía alemana investiga al sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann en 2007 por su posible vinculación con otros asesinatos y abusos sexuales a menores.

Christian Brueckner es el hombre al que la Policía de Alemania considera culpable de la desaparición de Madeleine McCann en 2007, cuando la niña tenía tres años. Desapareció en Praia da Luz, en Portugal y hasta ahora no hay rastro de ella.

En las últimas fechas la investigación ha ido más allá, relacionando a Christian Brueckner con la muerte de tres niños alemanes. El sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann pasaba pequeñas temporadas en el Algarve de Portugal.

A la investigación de la policía alemana se suma una frase que el sospechoso había mandado a un amigo a través de un chat una vez que los agentes ya sabían que Christian Brueckner, que ya tenía delitos de pedofilia, se encontraba en el momento y el lugar en que desapareció la pequeña Madeleine. El día siguiente regresó a Alemania, su país natal.

Fue en su casa de Alemania donde dos amigos descubrieron un vídeo en el que se le veía violando a una mujer de 72 años también en Portugal, algo que denunciaron. Es aquí donde la policía alemana empieza a tirar del hilo y descubre que, también en Portugal había desaparecido años antes otro niño alemán de seis años.

Ahora 20 años después, creen que pudo tener relación. La Fiscalía alemana descubre que puede estar conectado con la muerte de otra niña de cinco años, que desapareció a 90 kilómetros de la casa del sospechoso en Alemania.

El diario británico 'The Sun' llega a afirmar que hay un testigo que asegura que le confesó haber descuartizado a Madeleine. La policía alemana cree estar muy cerca, pero hacen falta pruebas contundentes.

Publicidad