PASÓ UN AÑO EN LA CÁRCEL

Un pescador inocente fue confundido con un narco en una operación antidroga

Tomás Martínez pasaba la noche pescando cuando una narcolancha desembarcó 40 fardos de hachís. Fue confundido con un narcotraficante en una operación antidroga de la Guardia Civil en Marbella. A pesar de que era inocente, pasó un año en prisión. Tomás ha compartido su experiencia en una entrevista con Antena 3 Noticias.

Publicidad

Tomás Martínez es un pescador malagueño que acabó pasando un año en prisión por un error de la Guardia Civil. Una noche estaba pescando cuando una decena de árabes le retuvieron en la playa mientras desembarcaban 40 fardos de hachís en Marbella. Los guardias civiles del operativo le vincularon con la droga y acabó preso un año.

Tomás ha perdido la confianza en los cuerpos de seguridad y en la Justicia. Todavía no ha superado el drama que vivió en la cárcel intentando demostrar su inocencia. Ha perdido su casa, coche, amigos y familiares. Además, la experiencia en prisión le ha dejado secuelas psicológicas. Este pescador inocente padece un trastorno adaptativo. Por eso, pide una indemnización al Estado para poder alejarse de la población y pagar las deudas que le ha dejado el proceso judicial.

Exige que se investiguen los casos de las personas en prisión preventiva para evitar que los inocentes tengan que estar encarcelados innecesariamente. Tomás acusa al fiscal de saber que era inocente y de reconocerlo en privado ante su abogada. Aún así, el fiscal recurrió la sentencia que le dejaba en libertad tras el juicio.

Publicidad