15

Publicidad

Mascarilla obligatoria

Un joven de 28 años de Castellón, a prisión por negarse a utilizar la mascarilla para protegerse del coronavirus

En la vía pública la mascarilla es obligatoria, no llevarla puesta puede suponer sanciones y hasta la cárcel. Es lo que le ha pasado a un hombre de 28 años en Castellón.

La mascarilla se ha convertido en el complemento habitual desde que comenzó la pandemia del coronavirus, y obligatoria desde el pasado verano para contener la epidemia.

A la cárcel por no utilizar mascarilla

Es precisamente la mascarilla la que le costará la cárcel a un joven de 28 años de Castellón que se negó a utilizarla en la vía pública. Varios agentes de la Policía Nacional comprobaron que en la avenida de Benicàssim de Castellón, un hombre estaba incumpliendo la normativa que regula la obligación de mantener puesta la mascarilla en la calle.

Los agentes se acercaron hasta él para preguntarle si tenía alguna enfermedad o patología que le impidiera llevarla puesta. El joven confirmó que no tenía mascarilla pero que, de tenerla tampoco se la iba a poner. En ese momento los agentes le ofrecieron una, pero el hombre mantuvo su negativa.

Tras varios intentos de hacerle entrar en razón, la policía finalmente decidió detenerlo por un delito de desobediencia grave. Ahora, el juzgado ha ordenado el ingreso en prisión de este hombre que cuenta con numerosos antecedentes policiales.

Mascarillas FFP2 en Francia y Alemania mientras en España se mantienen las quirúrgicas

Francia y Alemania han ordenado el uso obligatorio de las mascarillas FFP2 porque aseguran que son más efectivas para detener el avance de las nuevas cepas de coronavirus detectadas recientemente en Reino Unido y Sudáfrica. Mientras, en España se sigue recomendado las quirúrgicas, cuyo IVA se redujo al 4%.

Publicidad