Publicidad

Congreso

Un grupo grita al Gobierno "asesino" cuando salen del Congreso tras la aprobación de la ley de Eutanasia

Tras la aprobación en el Congreso de la ley de eutanasia, miembros del PSOE y familiares que han luchado para que la ley se aprobara se han hecho una foto conjunta. En ese momento se han podido escuchar cómo algunas personas gritaban "asesinos".

Varias decenas de personas se han concentrado frente al Congreso para mostrar su rechazado a la ley de la eutanasia, algunos encapuchados y guadañas en ristre y entre gritos contra un gobierno que han tildado de "asesino" y "criminal".

Las personas estaban convocadas por asociaciones católicas como Abogados Cristianos y Enraizados, los manifestantes portaban pancartas en las que podían leerse lemas como "Gobierno de la muerte", "Protege la vida" o "No hay derecho a matar".

A ellos se ha acercado el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quien les ha prometido que, cuando su partido gobierne, una de las primeras medidas que adoptará será la derogación de la ley de la eutanasia aprobada este jueves de forma definitiva por el Parlamento

"La dignidad de nuestros mayores, de nuestros enfermos, de nuestro discapacitados esta por encima de la política, sobre todo de la política de los progres", ha manifestado.

Además de los transeúntes, los gritos de los manifestantes los han escuchado los diputados del PSOE que han salido del Congreso tras la votación para fotografiarse en las escaleras del palacio con los familiares de personas que fallecieron sin recibir ayuda médica para morir y que durante años han luchado por la legalización de la eutanasia

La ley de la eutanasia se ha aprobado este jueves con 202 votos a favor, 141 en contra y 2 abstenciones y entrará en vigor dentro de tres meses, lo que convierte a España en el séptimo país en reconocer este derecho.

La prestación para la ayuda a morir formará parte de la cartera básica del Sistema Nacional de Salud y podrán solicitarla las personas mayores de edad que sufran "una enfermedad grave e incurable" o un "padecimiento grave, crónico e imposibilitante" que afecte a la autonomía y que genere un "sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable".

Publicidad