Publicidad

Barco encallado

Un catamarán queda encallado en el puerto de San Sebastián tras chocar en una maniobra

El encallamiento del catamarán de paseos turísticos dejó paralizado el puerto de San Sebastián durante varias horas.

Un catamarán de paseos turísticos se ha quedado encallado este Jueves Santo en el puerto de San Sebastián tras realizar una maniobra.

El barco llevaba pasajeros que han permanecido en su interior durante el choque. La embarcación se ha quedado atrapada ante la atenta mirada de los paseantes que se encontraban en el puerto, el cual ha permanecido paralizado durante varias horas, hasta que han logrado mover la nave.

Algunos curiosos han aprovechado para acercarse a ver lo que sucedía e incluso filmar y sacar fotos.

Asimismo, lo ocurrido ha devuelto a la memoria de muchos el bloqueo del Canal de Suez por el carguero 'Ever Given' que quedó encallado, lo que provocó durante casi una semana retrasos y cuantiosas pérdidas en el comercio internacional.

¿Por qué un barco queda encallado?

Una embarcación puede quedar encallada por diferentes causas, ya sea porque quede inmovilizada entre cayos rocosos, bancos de arena o piedras en zonas costeras o por errores humanos como un fallo de navegación o de pérdida del anclaje, entre otros motivos.

Algunos de los encallamientos más famosos a lo largo de la historia son el del carguerro 'Betula' en 1993, que encalló en México derramando 5.000 toneladas de ácido sulfúrico y petróleo provocando un grave daño medioambiental o el del galeón 'Nuestra Señora de la Concepción' que encalló y se hundió en 1640 en las costas de Santo Domingo con una carga valorada en 130.000 euros.

Publicidad