Un conductor ebrio ha embestido una fila de nueve vehículos, que se encontraban aparcados en un polígono industrial de la localidad valenciana de Onda. El conductor salía de cargar la mercancía en un local de la empresa Pamesa. Empresa en la que probablemente trabajaban los propietarios de los coches dañados.

Tras el incidente varios efectivos de la policía local de Onda se acercaron al lugar del suceso, que sólo ha dejado daños materiales. Los agentes le realizaron el pertinente control de alcoholemia en el que el conductor dio seis veces más de la cantidad de alchol en sangre permitida para transportistas profesionales.

Ante esta circunstancia los agentes lo detuvieron imputándole un delito contra la seguridad vial en el que además concurre el agravante de reincidencia, ya que no es la primera vez que se le imputa a este sujeto un delito de este tipo.