57

Publicidad

Coronavirus

Un brote de coronavirus en una residencia en Muskiz, Vizcaya, podría provocar el cierre perimetral a la población

Las autoridades vascas intentan comprobar si el brote es comunitario, lo que provocaría el confinamiento de Muskiz y el cierre de la hostelería.

En una residencia de Muskiz, localidad de Vizcaya, se ha detectado un brote de 93 personas con coronavirus de los 103.

Este miércoles se podría decidir si confinar a toda la población tras el brote en la residencia Marcelo Gangoiti, ya que se superaría el límite de los 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días por el Gobierno vasco para el cierre perimetral.

Borja Liaño, alcalde de la localidad, ha señalado a radio Euskadi, que se tenía previsto el comienzo de la vacuna contra el coronavirus de los residentes y trabajadores de ese centro, pero debido a los hechos se va a tener que posponer el plan.

Liaño ha señalado su preocupación y desconcierto por cómo ha podido generarse este brote covid-19 en esta residencia interna, en la que los residentes no han salido del centro.

"Desconocemos tanto la empresa como nosotros qué ha podido pasar, más aún cuando nos informaron de que se había hecho un cribado previo la semana anterior internamente porque había habido un par de casos positivos y querían ver la situación", ha asegurado Liaño.

Actualmente Muskiz se encuentra en zona amarillas, según las autoridades regionales, pero como cuenta Liaño "si el brote de la residencia cuenta para los informes epidemiológicos, pasaría a zona roja segurísimo". Las familias señalan que no había un control en la residencia.

Liaño ha sido tajante al señalar que "entraríamos en rojo a partir de mañana. Ayer nos dijeron que consideran el brote residencial, no comunitario, con lo cual, de momento, a nivel municipal, no se considera que pueda haber focos, pero sí estamos preocupados por cómo nos va a afectar en la vida diaria".

Publicidad