Publicidad

Empresas

Un 44% de las empresas considera que sus situación es 'sensible', según un estudio de KPMG

El coronavirus ha afectado a muchos sectores de la economía, las empresas son las instituciones que más dinero han perdido durante estos meses y muchas de ellas se han visto obligadas a recortar personal.

El coronavirus ha dejado muy tocadas a las empresas. Según una encuesta elaborada por KPMG, un 44% considera que ahora mismo, su situación es "sensible". Y la mitad de todas ellas ya han tenido que realizar algún ajuste en sus plantillas. Eso sí, las empresas confían en que la recuperación empiece este mismo año.

Por ejemplo, casi el 40% espera que su salud económica mejore en 2021. Sin embargo, las restricciones actuales obligan a que buena parte de los trabajadores sigan en ERTE o hayan tenido que volver a esa situación en las últimas semanas.

El impacto de la pandemia está presente y 7 de cada 10 directivos califican de 'mala' la situación actual, pero este año será de transición hacia una recuperación. Incluso para un 6% es una oportunidad de crecimiento, sin embargo, otros negocios peligran.

6 de cada 10 empresas creen que van a crecer durante el año

Rosa es administrativa y ahora mismo se encuentra en ERTE parcial desde el lunes a pesar de esfuerzos de los últimos meses, como es de esperar afecta en su situación económica pero también en la anímica: "Renunciamos al 20% de las nómincas de noviembre y diciembre y a la paga extra. Estoy muy tocada", explica.

Johan, de Tenerife, está en una situación muy difícil, es animador en un hotel y está claro que sin turismo no hay trabajo. "Llevo más de mes y medio en ERTE", asegura Johan García, otro de los trabajadores afectados por la pandemia de coronavirus.

Alberto es camarero y de los 30 trabajadores del restaurante se mantienen 6: "Lo pasamos mal porque el hecho de ir a trabajar y no ver gente les da miedo".

"El 61% de las empresas espera que sus ventas crezcan a lo largo del año pero saben que el 2021 presenta muchas incógnitas", advierte Hilario Albarracín, presidente de KPMG España.

Publicidad