Publicidad

Narcotráfico

La UCO detiene a uno de los fugitivos más buscados de Holanda y acaba con el mayor alijo de cocaína rosa

Los agentes descubrieron durante su detención el mayor alijo en España de la llamada "cocaína rosa" y detuvo a un miembro de los "Lobos grises", la organización turca que en 1981 quiso matar al papa Juan Pablo II.

La Guardia Civil, en colaboración con la policía holandesa, ha detenido a un ciudadano holandés de 21 años que estaba reclamado por las autoridades de su país por un homicidio ocurrido en Amsterdam en 2019 en el que acabó con la vida de un joven con un arma de fuego en un céntrico parking de la ciudad europea.

Desde aquel momento, el individuo ahora detenido se mantuvo en paradero desconocido, volviendo a reaparecer en la vida social holandesa tras su participación en un videoclip de un conocido rapero holandés.

El Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se hizo cargo de las pesquisas en España y, en un principio, centran su investigación en Barcelona. Pronto lo descartaron.

Pero la Policía holandesa ofreció nuevas pistas y la UCO siguió los movimientos de una amiga del fugitivo desde Portugal a Marbella (Málaga), pero tampoco consiguieron localizar al huido. Otros indicios no descartaban que Erxinio G.L. se ocultara en la provincia de Valencia y, en concreto, en su capital.

En el registro, además de la detención de las dos personas, los agentes intervinieron 300 kilos de MDMA, 3 de heroína y 11 de la conocida como 'cocaína rosa', además de 350.000 euros en efectivo, dos máquinas para el conteo de billetes y varios teléfonos móviles.

El 2CB es una de las nuevas sustancias psicoactivas más extendidas en Europa y Australia, y es comúnmente empleada en combinación con otras drogas ilegales, en particular MDMA.

Además, la 2CB se encuentra entre los compuestos químicos que aparecen a menudo como adulterantes cuando se analizan pastillas de MDMA, lo que significa que muchos consumidores pueden haberlo consumido sin saberlo, añade el instituto armado.

Todo ello ha llevado a que en algunos ámbitos se la catalogara como 'la droga de la alta sociedad' por su exclusividad, dada su escasa disponibilidad y su elevado precio, ya que puede alcanzar más de 100 euros el gramo.

Los agentes descubrieron que esta persona se ocultaba junto a otro individuo holandés de origen turco y vinculado directamente con la organización turca de extrema derecha 'Grey Wolves', conocida por sus vínculos con organizaciones criminales de varios países europeos e ideológicamente vinculada con la idea supremacista del retorno a Europa del Imperio Otomoano.

Publicidad