Publicidad

Turismo

Turistas alemanes y franceses continúan llegando a España en busca de la "libertad" que no tienen en sus países

Francia, que el miércoles ordenó un nuevo confinamiento nacional, y Alemania son los países que más turistas aportan

En España han aterrizado este jueves 90 vuelos procedentes de Alemania y 30 de Francia, aunque también han llegado aviones desde Estados Unidos, Italia y Portugal. En su interior, turistas que buscan disfrutar en nuestras playas y ciudades de "libertad" que no tienen en sus países a causa de las restricciones del coronavirus.

Pese al toque de queda, el cierre perimetral, el uso obligatorio de mascarillas y el endurecimiento de ciertas medidas para Semana Santa, España continúa siendo para muchos un buen destino en el que pasar estos días de vacaciones.

"En Francia ahora mismo sólo se puede trabajar y dormir", explica Cyril, un turista francés que ha aterrizado este jueves en Barajas junto a su novia para pasar 10 jornadas de asueto en España. "Cinco días en Madrid y cinco en Sevilla", explica.

El Gobierno de su país decretó el miércoles un confinamiento nacional ante el repunte de los contagios, las muertes y la ocupación hospitalaria.

El presidente galo, Emmanuel Macron, optó por cerrar los colegios durante tres semanas y pidió a todos los ciudadanos franceses teletrabajar "en la medida de lo posible". El comercio continuará cerrado en todo el territorio metropolitano y el toque de queda será a partir de las 19 horas.

En cualquier caso, y pese a la llegada constante de visitantes extranjeros, la situación epidemiológica en España dista de ser ideal. De hecho, el Ministerio de Sanidad anunció en la víspera que se había entrado en la zona de "riesgo alto", con una incidencia de contagio de 152 casos positivos por cada 100.000 habitantes.

Una incidencia bastante superior a la de Alemania, que el miércoles notificó que el país se encontraba en los 135,2 positivos por cada 100.000 habitantes.

Publicidad