La Brigada de Salvamento Minero desplazada desde Asturias ha accedido poco antes de las 18:00 horas al túnel vertical de 60 metros de profundidad para excavar una galería y rescatar a Julen, el niño de 2 años que cayó a un pozo en Totalán el pasado 13 de enero.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han informado de que los mineros entraron a las 17:49 horas y, según las previsiones, el tiempo requerido para efectuar su trabajo es de unas 24 horas. Un total de veintiséis efectivos, de los que ocho son de la Brigada de Salvamento Minero, diez guardias civiles -ocho especialistas de montaña y dos de actividades subacuáticas- y ocho bomberos del Consorcio Provincial, participan en la operación.

La Brigada de Salvamento Minero llegada de Asturias prevé abrir de forma manual una galería de cuatro metros de longitud que conecte el túnel con el pozo donde se cree que está el pequeño.

La Guardia Civil ha desplazado un helicóptero medicalizado a la finca por si fuera necesaria su intervención en la fase final y más arriesgada del rescate. Los mineros no cuentan con planos ni coordenadas pero han estudiado la situación minuciosamente. Bajarán en pareja y por turnos en una cesta metálica y excavarán manualmente unos 4 metros de galería horizontal para acceder al lugar donde se cree que puede estar Julen.