Mujeres chinas

Publicidad

China

Un tribunal chino obliga a un hombre a pagar 6.300 euros a su mujer por la dedicación exclusiva de cuidar del hijo de ambos

Desde el Gobierno de Pekín piensan que esta remodelación de las leyes civiles en China el pasado enero "protegerán mejor los derechos de las personas" al permitir al cónyuge solicitar una compensación por los trabajos que ha realizado en el hogar común durante el tiempo que ha durado su matrimonio.

El trabajo de ama de casa es uno de los trabajos que en la actualidad todavía siguen sin obtener la misma valoración que otro trabajo de otro sector distinto. Las esposas que se dedican al cuidado de los hijos y las tareas del hogar no obtienen una remuneración, pero eso está apunto de cambiar, o por lo menos, sí en China.

Un fallo de un juez chino ha puesto cifras a cuánto vale el trabajo de ama de casa y ha condenado a un hombre a pagar 6.300 euros a su mujer por la dedicación exclusiva que ha tenido durante 5 años que ha durado su matrimonio.

La mujer, de nombre Wang, había pedido el divorcio a su marido y le reclamó una cantidad de casi 18.000 euros por el tiempo que había dedicado a cuidar del hijo de ambos y a hacer todas las tareas del hogar. La demandante aseguró, según la cadena CNN, que su ex "apenas se preocupaba ni participaba en ningún tipo de tareas domésticas". La sentencia del tribunal chino no recoge la cantidad total que pedía la mujer, pero sí obliga al ya exmarido a pagar unos 6.300 euros como "compensación por las tareas domésticas". Con esto, la cifra sale a dividir su cuenta corriente entre dos y repartirla a mitades iguales. Además, el mismo tribunal dará la custodia del hijo a la mujer en China, por lo que obligará a pagar a la mujer también 250 euros mensuales como compensación alimenticia.

Sentencia histórica en China

Es la primera vez que un juez falla así en una decisión de este tipo. El Gobierno de Pekín piensa que estas leyes del nuevo código civil de China "protegerán mejor los derechos de las personas" al permitir al cónyuge solicitar una compensación por los trabajos que ha realizado en el hogar común durante el tiempo que ha durado su matrimonio.

Desplome en el número de bodas

Las bodas se han desplomado un 41% en China en los últimos seis años. El profesor asociado de derecho en la Universidad de Tsinghua, Long Jun explicaba que "el cónyuge que trabaja fuera de casa aún puede disfrutar de los recursos, las conexiones y el estatus laboral después del divorcio y obtener el mismo nivel de ingresos. Pero quien ha estado haciendo esfuerzos silenciosamente en casa ahora tiene que enfrentarse al problema de regresar al trabajo. Esto significa que el ama de casa tiene que pagar un coste oculto, además de los esfuerzos que hizo durante el matrimonio".

Por esto, dicha sentencia ha creado polémica en el país y las redes sociales ya acumulan millones de opiniones sobre el tema, donde la mayoría de personas piensan que la cantidad fijada por el tribunal debería ser más alta para la mujer. Solo en los último seis años, el número de chinos que se casa por primera vez ha caído en un 41%. Sin embargo, los divorcios se han multiplicado por cinco en los últimos 30 años, pasando de un porcentaje de 0,69 divorcios entre cada mil personas de 1990, a 3,36 en el año 2019.

Publicidad